Tlayuda, rica y nutritiva, pero con medida | Cultura Saludable

Tlayuda, rica y nutritiva, pero con medida

comida_rica_saludable

La tlayuda es uno de los platillos estelares de la gastronomía oaxaqueña. Es un alimento con alto valor nutricional, pues contiene valiosos ingredientes de la cadena nutricional.

El nutriólogo Francisco Cruz Méndez nos explica que esta delicia culinaria tiene maíz -por la tlayuda- y frijoles, cuya combinación ofrece proteínas de alto valor biológico, útiles para el organismo, y tan buenas como las de la carne, pero con un proceso más natural.

En su conjunto, es unos de los platillos oaxaqueños más completos, pues contiene verduras, tortilla, frijoles y carnes; y a diferencia de otros que necesitan mucho aceite o grasa para prepararse, la tlayuda se asa al carbón.

El problema es la cantidad

Sin embargo, el nutriólogo, también oaxaqueño, recuerda que todo en exceso hace daño, por lo que recomienda que el consumo de la tlayuda no sea continuo, pues podría será perjudicial para la salud.

El exceso de este tipo de alimentos puede provocar sobrepeso o hipertensión a largo plazo, por lo que sugiere que, tanto en este como otros platillos, su consumo sea ocasional.

Cruz Méndez explica que el problema que pueden generar los productos considerados callejeros tiene que ver la cantidad, ya que algo deja de ser nutritivo cuando se come en exceso, incluso cuando las personas consumen productos bajos en grasa y se obsesionan con lo saludable, esto deja de serlo.

Destaca que las consecuencias por comer de manera regular tlayudas, además de que actualmente la mayoría de las personas se encuentran en su casa, son el sobrepeso y la hipertensión por exceso de sal en carne o frijoles.

 

Hacer ejercicio y premiarse con una tlayuda

“No es recomendable comer dos tlayudas en una sentada ni todos los días, porque si se le suma el sedentarismo, aumentan las probabilidades de sobrepeso de la persona”, advirtió.

Mencionó que los resultados de una alimentación con alto grado de calorías se puede observar a corto o largo plazo dependiendo del estado de salud y ritmo de vida de la persona.

Por ello, recomendó que todas las personas, aunque estén en su casa, deben tener actividad física, no sólo ejercicio, sino limpiar la casa, bailar o cualquier forma en la que el cuerpo se mueva de manera constante.

“Hay que disfrutar de los platillos oaxaqueños, pero no abusar de su consumo. No es recomendable consumirlos diario sino esporádicamente”, finalizó.