¿Baja oxigenación?, no solo por COVID | Cultura Saludable

¿Baja oxigenación?, no solo por COVID

COVID_terapias_afectaciones

Desde el inicio de la pandemia por COVID, entre 2019 y 2020, en el mundo se comenzó a hacer muy común la lectura de la oxigenación de la sangre como parte de la vigilancia médica para quienes tenían síntomas o ya estaban infectados con el virus SARS CoV-2.

Sin embargo no es la única razón por la que debemos realizarnos esta prueba; hay otros padecimientos que pueden estar afectando nuestra capacidad de respirar bien.

Cuando respiramos -detalla un artículo del sitio medicapuls.gov- nuestros pulmones inhalan oxígeno y exhalan dióxido de carbono. El desequilibrio entre los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre puede ser un signo de que los pulmones no están funcionando bien.

Ahora bien, ¿para que es necesario establecer este desequilibrio? Veamos.

Básicamente la prueba de oxigenación de la sangre determina si los pulmones funcionan adecuadamente y mide el equilibrio ácido-base en la sangre.

¿Por qué necesito esta prueba?

  • Tienes dificultad para respirar
  • Tienes períodos frecuentes de náuseas o vómitos
  • Está recibiendo tratamiento por una enfermedad pulmonar como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o fibrosis quística. La prueba puede averiguar si el tratamiento está dando resultado
  • Recientemente se ha lesionado la cabeza o el cuello, ya que esto puede afectar la respiración
  • Tuvo una sobredosis de drogas
  • Está recibiendo terapia con oxígeno mientras está en el hospital. La prueba puede servir para asegurar que reciba la cantidad de oxígeno correcta
  • Tuvo envenenamiento con monóxido de carbono
  • Sufrió una lesión por inhalación de humo

¿Qué significan los resultados?

  • Si la oxigenación no es normal, eso puede significar que:
  • No estás recibiendo suficiente oxígeno
  • No estás eliminando suficiente dióxido de carbono
  • Tienes un desequilibrio ácido-base

Si tienes algunos de los síntomas señalados, no dudes en acudir ese sencillo test; si tus resultados son anormales, tu médico te dará el tratamiento más apropiado.