Todo sobre terapia ocupacional  | Cultura Saludable

Todo sobre terapia ocupacional 

terapia_saludable

Hay personas que a causa de algún accidente o por cuestiones genéticas se les dificulta realizar actividades tan simples y cotidianas como tomar una cuchara, usar la computadora o, en el caso de los niños, hasta jugar. Para ellas existen las terapias ocupacionales.

El especialista en Traumatología y Ortopedia, Tomás Woolrich, comparte que la terapia ocupacional ayuda al paciente a ser más independiente, y está enfocada principalmente en niños y en adultos mayores que tienen problemas físicos, sensoriales o cognitivos.

Explica que con tipo de terapia les permite reintegrarse a sus actividades cotidianas y va de la mano con las terapias físicas que ayudan a activar músculo atrofiados.

Por ejemplo, a una persona que sufrió una fractura de brazo, la terapia física le ayudará a reactivarlo, mientras que el terapeuta ocupacional ayudará a ocuparlo para utilizar los cubiertos, usar computadora, para jugar, hacer sus actividades escolares; darle coordinación para la vida.

¿Quiénes pueden acudir?

Tomás Woolrich comparte que las personas que deben acudir a terapia ocupacional son las que presentan trastornos sensoriales, lesiones traumáticas, ya sea en el cerebro o en la médula espinal; niños con autismo, fractura de fémur, retrasos en el desarrollo de estimulación temprana o con secuelas post quirúrgicas.

También son aptos los pacientes con quemaduras, alguna patología, en caso de que una persona pierda una pierna, la terapia ocupacional le servirá si es candidata a usar una prótesis.

También pueden acudir pacientes con cáncer, que tengan lesiones graves en alguna mano, parálisis cerebral o enfermedades crónicas.

Abunda que en el caso de lesiones o post cirugía, es necesario que acudan a terapia, pues si no lo hacen, corren el riesgo de ya no poder recuperar la movilidad en su totalidad.

“Son secuelas graves, y para nosotros es difícil adaptar las funciones para que continúen con sus actividades”, menciona.

Beneficios

El especialista explica que la combinación de fisioterapia y terapia ocupacional ayuda a mejorar la vida en niños, adultos y adultos mayores.

La fisioterapia se ocupa de aliviar el dolor, mejorar el movimiento de articulaciones, resistencia y habilidades de motricidad en las extremidades y el tronco.

En tanto que la terapia ocupacional se ocupa de tratar el movimiento de manos, dedos, habilidades cognitivas, procesamiento sensorial, equilibrio y vértigo.

El doctor Tomás Woolrich asegura que aunque hay muchos terapeutas físicos y ocupacionales, pero aún no están aceptados del todo por la sociedad, pues existe una preferencia por los llamados hueseros, sobadores y masajistas, que no están certificados o no tiene estudios.

Sin embargo, la rehabilitación es una ciencia que está certificada en el país y los hospitales cuentan con este servicio y subraya que es importante acudir con especialistas, pues acudir con personas que no estén avaladas -como hueseros o sobadores- implica grandes riesgos.

“Aunque tienen experiencia, no tienen el conocimiento para determinar si la raíz de un dolor está, por ejemplo, en alguna fractura. La diferencia entre ellos y un especialista es que no piden estudios o radiografías, y hay lesiones que no se pueden identificar sólo con el tacto”, explica.

Por ello, si sientes algún dolor o te has dado cuenta que no puedes realizar ciertos movimientos en tu vida cotidiana, no dudes en acudir con un especialista antes de que empeoren los síntomas.

(Ana Lilia Pacheco)